Web BizarroWeb Bizarro

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

Ocho casos insólitos de patentes de software

Ocho casos insólitos de patentes de software 03.SEP.14

Gianfranco Lemmo
Fundador WebBizarro

Nadie duda que el sistema de derechos de autor y patentes se ha hecho con todas las buenas intenciones del mundo: hay que proteger al autor original de cualquier producto o servicio ante las posibles copias o uso fraudulento que se pueda hacer de su obra. Lamentablemente, eso también ha dado lugar a que algunas compañías hagan un uso cuanto menos muy peculiar de esos copyrights y patentes aprovechándose de lo fácil que resulta conseguirlas.

El doble click, propiedad de Microsoft

Si contamos las veces que hacemos doble click cada día con nuestros ratones cuando estamos usando un ordenador, nos sorprenderíamos. Microsoft lo sabe, así que ni corta ni perezosa se hizo con la patente de esta acción en el año 2004. Afortunadamente no la ha usado como arma para atacar a toda la competencia como algunos se imaginaron.

Los iconos redondeados de Apple

Fue una de las patentes con la que Apple atacó a Samsung con éxito: los iconos redondeados en un mosaico de aplicaciones. De repente, el aspecto de iOS quedaba registrado y cualquier interfaz que mostrara una cuadrícula de iconos para acceder a las aplicaciones de un sistema operativo móvil quedaba sujeto a posibles acciones legales desde Cupertino.

¿Compras con un click? Habla con Jeff Bezos, por favor

No nos vamos de Amazon: solo comprar en esa tienda sabes que existe la opción de hacerlo en un sólo click, algo tan cómodo como peligroso. Otras tiendas (sobretodo móviles por cuestión de comodidad) lo han aplicado, pero es Amazon la que tiene una patente que se apropia de esta función. No en todo el mundo: Europa denegó la patente hace tres años.

Más difícil todavía: patentar el enlace

British Telecom intentó patentar nada menos que el hipervínculo hace doce años. No lo consiguió, pero otros lo han intentado posteriormente. Con la de personas que pulsan enlaces al día, patentarlos sería como encontrar petróleo allá donde nadie pensaba que habría.

Apaga el ordenador... pero sólo si usas Windows

Pues sí, el mecanismo con el que un usuario apaga su ordenador mediante una interfaz gráfica está patentado por Microsoft. Afortunadamente, los ordenadores que llevan otros sistemas operativos no han sufrido ninguna represalia desde Redmond.

AvPag y RePag: ten cuidado cuando navegues con esas teclas

¿Si haz usado nunca las teclas de avanzar página (AvPag) y retroceder página (RePag) de tu teclado? El scroll del ratón y las pantallas táctiles han hecho que se queden obsoletas para muchos, pero proporcionan un modo rápido de desplazarse por cualquier tipo de contenido sin salir del teclado y sin ir demasiado lentos con las teclas de dirección. Pues bien, Microsoft tiene patentada la función de navegación con esas teclas, lo cual me hace agradecer que no se hayan convertido en esenciales.

Deslizar para desbloquear, patentar para proteger

Esta patente fue aprobada en el 2010, justo a tiempo para el lanzamiento del primer iPad, y es algo que millones de personas usan hoy: el gesto horizontal del dedo para desbloquear un terminal móvil. Ideado inicialmente para iOS y adoptado de formas diferentes en otras plataformas, Apple consiguió patentar este gesto para desgracia de sus competidores.

Otra patente muy semejante que han conseguido los chicos de Cupertino es para algo todavía más básico: el desplazamiento usando los dedos en las pantallas táctiles. Sí, Steve Jobs dejó al público boquiabierto cuando lo mostró por primera vez en el 2007 con el iPhone original, pero los tiempos han cambiado de tal modo que algo tan sencillo como mover un dedo para desplazarnos se ha convertido en otra patente absurda.

No, no puedes cambiar tu logotipo en ocasiones especiales

Terminamos con Google, compañía propietaria de una patente que describe cómo el logotipo de una empresa puede cambiar temporalmente con la ocasión de algún motivo especial. ¿Les suena? Es justo lo que ocurre en el logotipo de Google dependiendo de los días del año en los que estemos, o incluso en si es nuestro cumpleaños.