Web BizarroWeb Bizarro

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

Hacker usaba el nombre de su gato como password

Hacker usaba el nombre de su gato como password 18.NOV.14

Gianfranco Lemmo
Fundador WebBizarro

Hay ocasiones en las que la realidad supera a la ficción, y el caso de Jeremy Hammond es uno de ellos. A estas alturas, muchos deberían saber que una contraseña no debería de ser "password", ni "12345", ni palabras básicas que cualquier bot pudiera descifrar con un buen diccionario. Pues bien, ¿te imaginas que uno de los hackers más buscados por el FBI hubiera fallado en uno de estas pautas básicas? No, ¿verdad? Pues nada más lejos de la realidad, ya que el bueno de Jeremy confió su privacidad en su querido gato Chewy.

La historia se remonta al 2012, año en el que Hammond fue arrestado por el FBI y condenado a 10 años de prisión por publicar archivos internos de una agencia de espionaje privada a través de Wikileaks. Durante su detención, Jeremy consiguió cifrar su portátil antes de que el FBI pudiera capturarlo, así que la agencia tuvo que ingeniárselas para poder descifrar la protección y así acceder a la información que guardaba el ordenador.

¿Una tarea difícil si tenemos en cuenta de quién se trataba? Eso debieron pensar las autoridades al principio, aunque debieron de llevarse una gran sorpresa cuando descubrieron que la contraseña del portátil era "Chewy 123". Así lo ha confirmado el propio Hammond en una entrevista, asegurando que tiene una ligera idea de cómo el FBI consiguió entrar en su computadora: "Mi contraseña era demasiado débil". "Chewy... Chewy 123". ¡Genio!