Web BizarroWeb Bizarro

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

Cómo hacer tu android más rápido

Cómo hacer tu android más rápido 03.MAR.15

Gianfranco Lemmo
Fundador WebBizarro

Una de las ventajas de tener Android es la posibilidad de personalizar tu teléfono inteligente. Pero esa facilidad también permite que muchas aplicaciones puedan darse el lujo de abusar de los recursos del sistema. Sin embargo, hay varias soluciones para estabilizar la plataforma y aprovechar el hardware para que el dispositivo corra mejor.

1. Desinstala las aplicaciones que no usas y mueve las que usas a la tarjeta microSD

Una de las formas más fáciles de acelerar tu dispositivo es desinstalar las aplicaciones que no usas. Casi todos los teléfonos Android tienen dos memorias: la interna y la adicional que el usuario le agrega con tarjetas microSD. El sistema usa la memoria interna para guardar las apps y también para algunos archivos claves del sistema. Cuando esa memoria está llena, Android no tiene tanta facilidad para maniobrar con la memoria, lo que seguramente le pondrá freno a la velocidad del sistema.

2. Instala un nuevo ‘launcher’

Android es un sistema con varios módulos que encajan, pero que también se pueden cambiar. Uno de estos es el ‘launcher’, que se encarga de la interfaz principal y de lanzar apps. El SO de Google permite cambiar el ‘launcher’, algo que puede darle un toque de velocidad extra a tu teléfono.

De acuerdo con Laptop Magazine, uno de los launchers más rápidos se llama Lightning Launcher Home, que vale tres dólares. Con esta app instalada y seleccionada, el sistema será un poco más veloz, ya que reduce las animaciones que tienen otros launchers y acelera el proceso de abrir aplicaciones.

3. Deshabilita las animaciones del sistema

Si no quieres bajar un launcher y prefieres quedarte con el que viene predeterminado, es posible que el sistema sea más rápido haciendo unos pequeños cambios en las configuraciones.

Hay algunas opciones que están deshabilitadas en el menú de configuraciones, ya que son principalmente para los desarrolladores. Sin embargo, con estas configuraciones escondidas se puede mejorar el rendimiento del sistema. Primero hay que habilitarlas. Cada skin tiene diferentes formas de hacerlo. Busca en Google cómo hacerlo para tu equipo (por ejemplo hay que buscar: opciones para desarrollador Samsung Galaxy S5). Una vez habilites las opciones de desarrolladores, puede ingresar a ese menú y buscar las animaciones y transiciones. Ahí puedes apagarlas o hacerlas más rápidas.

4. Maneja los datos y las notificaciones con inteligencia

Algunas aplicaciones tienen que dejar procesos abiertos para estar sincronizadas. Sin embargo, con un manejo inteligente de estas apps, es posible lograr un leve incremento en rendimiento y en duración de pila.

Aunque el celular se ha vuelto para muchos una herramienta fundamental de vida, no todas las aplicaciones necesitan tener la compuerta abierta para recibir notificaciones. Por ejemplo, puedes ahorrar recursos configurando que Facebook, Pinterest o Instagram solo se actualicen cuando la abras.

Solo tú sabes bien cuáles son las apps que requieren estar todo el tiempo conectadas a internet. El correo del trabajo es una de ellas, en mi caso. Cuando solo unas pocas aplicaciones reciben datos constantemente, puedes optimizar tu equipo, ahorrar batería y consumir menos datos de tu plan.

5. Limpia el caché de las apps

Otro de los trucos que puedes ejecutar para acelerar tu teléfono es limpiar el caché de las apps. A medida que cada aplicación va andando, va dejando ‘migajas’ en la memoria del sistema. Estos archivos temporales van obstruyendo la memoria y desacelerando todo el sistema.

Para borrar el caché de las apps puedes instalar una aplicación como App Cache Cleaner, o hacerlo desde la configuración de Android. Para hacerlo, sigue el mismo proceso para desinstalar aplicaciones, solo que en el último menú, debes presionar el botón virtual para limpiar el caché.

6. NO instales un task killer. Hazlo manualmente y hazlo bien

Uno de los grandes debates sobre Android es la eficiencia de apps para ‘matar’ procesos y aplicaciones. Estas apps se basan en la cantidad de RAM que usan los diferentes procesos que están corriendo. Sin embargo, para saber por qué no debes instalar un ‘task killer’, hay que entender un poco como funciona el RAM de un teléfono.

La memoria RAM es la que usa el celular para alojar las aplicaciones y los procesos más recurrentes. Cuando comenzó Android, los desarrolladores no tenían tantas herramientas y experiencia para manejar adecuadamente la memoria. Por lo tanto, cuando el usuario salía de una app, ésta no necesariamente soltaba el RAM que estaba usando. Entonces, al tener muchas apps corriendo, el RAM se sobrecargaba y el teléfono se trababa.

Ahí aparecieron los ‘task killers’, que cierran a la fuerza las aplicaciones. Sin embargo, a medida que Android fue evolucionando y los desarrolladores fueron adquiriendo experiencia, el manejo del RAM mejoró considerablemente. Ahora, un videojuego que consume mucha memoria -por ejemplo- la puede liberar cuando se cierra. Por otro lado, una aplicación de mensajería liviana como WhatsApp puede quedarse en la RAM, porque es reiterativa y no ocupa mucho espacio.