Web BizarroWeb Bizarro

Suscríbete a nuestro Newsletter

X

Únete a nuestra lista de correos para recibir semanalmente actualizaciones de nuestro contenido.

¿Por qué fracasan los emprendedores?

¿Por qué fracasan los emprendedores? 01.APR.14

Gianfranco Lemmo
Fundador WebBizarro

Muchas personas sueñan en convertirse en emprendedores para tener su propia empresa y vivir de eso todas sus vidas. Para mi humilde opinión muy pocos alcanzan el éxito y no es debido a que la idea sea buena o mala lo cual tiene mucho peso, sino la forma y el compromiso que siguieron para llevar su idea y convertirse en un emprendedor.

1. Escuchar a la gente un poco demasiado

Es muy probable que te sorprendas por esto, ya que siempre se aconseja escuchar y seguir el consejo de la gente. Por supuesto que es bueno escuchar a la gente, pero pon una barrera cuando escuches a gente que lastime tu instinto emprendedor.

La realidad es que, como emprendedor, eres el único que entiende tus ideas. Ninguna otra persona entenderá nunca tu forma de hacer. Por ejemplo, si alguna vez trasmites tu idea a varias personas para que expresen sus pensamientos, si tienes mucha suerte, aproximadamente, el 70 % de ellos no le va ver sentido a lo que estás diciendo, mientras que alrededor del 30 % te apoyará. El 30 % de ellos no te apoyarán porque crean en tu idea, si no que te apoyarán porque simplemente creen en tus habilidades.

2. Pensar que al convertirse en emprendedor vas a aumentar tu cuenta corriente

Este es uno de los conceptos más erróneos acerca de ser un emprendedor. Y sé dónde se origina. Tiene su origen en el hecho de que cada vez que queremos explicar el espíritu emprendedor, nos referimos a personas que han hecho miles de millones con ello.

Pero, por desgracia, esto ha hecho que la mayoría de los aspirantes a emprendedores fijen su atención en hacer mucho dinero, que es una de las grandes razones de muchos fracasos emprendedores.

3. Odian el fracaso

La verdad es que la mayoría de la gente que odia el fracaso apenas sobreviven como emprendedores. He aquí cómo. En primer lugar, me gustaría dejar claro que lo contrario de odiar el fracaso no es “ser un amante de ello”. Para mí, todo lo contrario de odiar el fracaso es “no odiarlo”. Y estarás de acuerdo conmigo en que no odiar algo, es absolutamente diferente de que me encanta algo. En esencia, los emprendedores necesitan tener una actitud de no odio hacia el fracaso.

4. Pensar con que tener una gran idea se va a traducir en un gran negocio

He oído a mucha gente decir, "Para llegar a ser un emprendedor, sólo necesitas tener grandes ideas y pasión." Pero, en realidad, de las grandes ideas y de la pasión por sí sola no surgen grandes empresas.

Una gran idea no es nada más que un gran negocio en el papel. En el mundo real, es necesario añadir otros ingredientes para hacer un gran negocio. Por ejemplo, es necesario invertir en educación para uno mismo. También hay que trazar una estrategia de trabajo para evitar un mal momento. Tener una gran idea sólo es una buena herramienta para empezar, no es la herramienta definitiva.

5. Pensar que al ser emprendedor vas a disfrutar de más tiempo libre

Bueno, esto depende de tus objetivos. Sin embargo, si tienes la esperanza de construir un negocio que sea un caso de éxito en el futuro, entonces tienes que estar dispuesto a poner más tiempo de tu parte. Por supuesto, no es saludable, pero los emprendedores ambiciosos pasan hasta 14 horas de trabajo en sus negocios todos los días. No estoy tratando de decir que hay que invertir mucho tiempo. En cambio, pretendo hacerte saber es que la construcción de un negocio exitoso requiere mucho tiempo. Como tal, debes estar dispuesto a trabajar varias horas, por lo menos, para empezar, si es que quieres construir un negocio próspero.